12 LP Servicio de pulido de faros de Arval For Me

Servicio de pulido de faros de Arval For Me

Los coches son un elemento útil y necesario en el día a día, tanto nuestro como de nuestra familia. Por ello, el mantenimiento de estos vehículos debe ser meticuloso con el objetivo de estar siempre seguros conduciendo.

Pulir los faros en Arval For Me

De esta manera, tenemos que vigilar el funcionamiento del motor, el sistema eléctrico y otros elementos como la iluminación, en el que nos centraremos en este post, especialmente en el pulido de faros del coche. Esto hará que la visibilidad sea total, especialmente cuando circulemos de noche.

Estas necesidades de mantenimiento las tenemos en cuenta en Arval For Me, donde prestamos un completo servicio de carrocería a base del empleo de pulimiento para los faros de coche. Además, este procedimiento de pulir los faros delanteros incluye una terminación en laca que asegura su durabilidad. Este servicio de pulimiento no solo destaca por su profesionalidad, sino también por su precio, que es solo de 45 euros, IVA incluido. Nos adaptamos a todas las necesidades y realizamos ese pulido de faros a precio del mercado.

¿Por qué debemos pulir los faros del coche?

Cuando hablamos de los faros del coche no solemos relacionarlos con el concepto de seguridad, sino más bien con la obligación de tenerlos encendidos cuando circulamos de noche, como hemos mencionado anteriormente. No obstante, la utilidad de estos faros radica especialmente en la iluminación, motivo por el cual deben ir siempre perfectamente limpios para ser bien vistos en la carretera.

Sin embargo, con el paso del tiempo, el uso de los faros y las condiciones meteorológicas adversas hacen que estos se deterioren, lo cual es un factor evidente de riesgo para nuestra seguridad. De ahí la importancia de llevar los faros en perfectas condiciones para que esto repercuta en una adecuada visibilidad del coche.

Pero cuando mencionamos el deterioro de los faros no nos referimos a la pérdida de su integridad por rotura, sino a la perdida de transparencia y, por ende, de visibilidad. Conviene saber que los faros de los coches están recubiertos por una lámina de policarbonato, que es un material que presenta una mayor ligereza y una mayor resistencia que el cristal. No obstante, este material, al ser realmente un plástico, se resiente con el paso del tiempo y sobre todo con las altas temperaturas, perdiendo de esta manera su transparencia al volver más opacos los faros; en consecuencia, se ve mermada también su eficacia.

Ahora bien, ¿cómo podemos saber que los faros no están en buen estado? La mayor parte de los conductores nos damos cuenta de que los faros no están en su estado idóneo cuando pasamos la ITV y sus operarios lo detectan. Además, esto implica que el coche no pase la ITV y, por tanto, nos genera un gasto extra, pues llevar una iluminación defectuosa constituye una falta que exigen subsanar.

Por esta razón, lo recomendable es que comprobemos el estado de las luces cada cierto tiempo y nos fijemos si han perdido transparencia o tienen una capa de color blanco. Otra forma de ver esta falta de luz es, precisamente, comprobando si los faros iluminan bien en la oscuridad. Si se aprecia que la iluminación es menos intensa de lo que debería ser, entonces hay un problema. Cualquiera de los dos casos será un claro indicador de que debemos realizar un pulido de faros.

En definitiva, pulir los faros del coche es una acción necesaria, ya que estamos hablando de nuestra visibilidad en la carretera y, por tanto, de nuestra seguridad y de la de los demás conductores.

contact us

¿NECESITAS AYUDA?

Atención al cliente:
Lunes a Jueves de 8:00 a 19:00
Viernes de 8:00 a 17:00

Scroll to top