6 LP Servicio de cambio del Filtro de partículas de Arval For Me

Servicio de cambio del Filtro de partículas de Arval For Me

El filtro de partículas es uno de los elementos más importantes del vehículo, aunque incluso adquiere más importancia, si cabe, el filtro de partículas del motor diésel. Y es que este elemento influye de gran manera en el rendimiento del coche, así como en la aceleración y la velocidad. Por ello, es necesario realizar la limpieza del filtro de partículas cuando esté en mal estado.
 

La reparación del filtro de partículas en Arval For Me

Este servicio de limpieza y cambio del filtro antipartículas lo realizamos en la red de talleres de Arval For Me dentro de nuestro servicio de mecánica. Reparamos tu coche y colocamos un filtro de partículas al precio del mercado para que pueda seguir circulando de manera óptima.

Ahora bien: ¿sabes realmente cuál es la función y la importancia de esta pieza en un automóvil? Te la explicamos.

El filtro de partículas es un elemento conectado con el tubo de escape que tiene la función de suprimir los restos de hollín en los gases de un motor diésel. Hablamos de un dispositivo reciente, que se hizo obligatorio en enero de 2010 para cumplir con las normas contra la contaminación impuestas por la Unión Europea.

En relación con esto, destacamos que los trayectos urbanos frecuentes y el uso poco frecuente en general provocan que los filtros no lleguen a la temperatura óptima para regenerar todas las partículas atrapadas en el conducto. Esto hace que el coche vaya perdiendo eficacia y aumente el consumo de combustible, hasta que el funcionamiento es tan deficiente que el indicador hace ver que el filtro de partículas está en mal estado.

El funcionamiento

Con este elemento puede eliminarse hasta el 85 % del hollín acumulado y en algunas ocasiones, casi el 100 %.

Este filtro hace que los gases no pasen libremente mediante los canales, sino por paredes de cerámica que hacen que las partículas de hollín queden retenidas y así solo los gases limpios pasan al exterior. Estas, como ocurre con cualquier filtro, también deben limpiarse de forma regular para que continúen realizando su función correctamente.

La manera de llevar a cabo esta regeneración del filtro es mediante tecnología usada por los propios fabricantes; hablamos de la regeneración pasiva y la regeneración activa.

La regeneración pasiva se lleva a cabo en viajes de autopistas o trayectos más largos en los que la temperatura del escape alcanza valores altos, siendo capaz de quemar las partículas retenidas en los canales del filtro.

La mayoría de los filtros disponen de un catalizador ubicado cerca del motor para sacar las temperaturas más altas y hacer más eficiente la regeneración del filtro. Además, los nuevos modelos están recubiertos de platino, de tal forma que los gases que pasan a través de las paredes porosas incrementan la temperatura del filtro y queman las partículas.

Por su parte, la regeneración activa es el modelo más clásico en la combustión de hollín, realizada con el incremento de los gases de escape en la entrada del filtro. Son diversos los sensores que miden la presión antes y después y envían la información al ordenador del coche, el cual controla otros sensores para saber la cantidad exacta de combustible que inyecta y el tiempo de inyección.

En cuanto a la sustitución del filtro de partículas, suele realizarse entre los 80000 y los 200000 kilómetros en función del vehículo y del momento en el que se vean señales de que este elemento no funciona con normalidad o está dañado.

En definitiva, el filtro de partículas es uno de los elementos más importantes del coche y debemos sustituirlo siempre que sea necesario.

contact us

¿NECESITAS AYUDA?

Atención al cliente:
Lunes a Jueves de 8:00 a 19:00
Viernes de 8:00 a 17:00

Scroll to top